Poesía. Colección Rosa de los Vientos, año 2021. Editorial Palabrava. 84 páginas. Fotografía de tapa: Ana Laura Ocampo.

Lucía Carmona (Chilecito, La Rioja) es una de las voces más potentes y expresivas del noroeste argentino (NOA). En los matices de sus poemas encontramos un cariño incondicional hacia su terruño que se enuncia en el canto a las piedras, las montañas, el viento, y en una invocación -siempre presente- al fuego y los ancestros. En Tiene cuerpo el silencio, la convoca el tema del amor, la ausencia, el origen. Fue otro el mundo / en el que penetramos. / Apenas recuerdo los reflejos de la vibración /… Y es precisamente esta vibración la que va surcando la columna vertebral del libro y nos involucra en cada poema con preguntas que se van sucediendo, llanto contenido, pedido de sosiego por tanta orfandad. Se ha extraviado el eje del encuentro, de todo encuentro, y es probablemente esa ruptura, ese desfasaje, el que impulsa a la poeta a traducir en palabras un pedido desgarrado: que algo se repare, que lo cósmico estalle dentro de lo cotidiano como un vasto ritual en donde el principio y el fin sean el cuerpo del silencio.

Si usted reside en la Ciudad de Buenos Aires, comuníquese con nosotros para coordinar el envío directamente. Disponemos de ejemplares en la Capital para facilitar la entrega.

Leer nuestras notas de prensa

Tiene cuerpo el silencio, de Lucía Carmona

$900,00
Tiene cuerpo el silencio, de Lucía Carmona $900,00

Poesía. Colección Rosa de los Vientos, año 2021. Editorial Palabrava. 84 páginas. Fotografía de tapa: Ana Laura Ocampo.

Lucía Carmona (Chilecito, La Rioja) es una de las voces más potentes y expresivas del noroeste argentino (NOA). En los matices de sus poemas encontramos un cariño incondicional hacia su terruño que se enuncia en el canto a las piedras, las montañas, el viento, y en una invocación -siempre presente- al fuego y los ancestros. En Tiene cuerpo el silencio, la convoca el tema del amor, la ausencia, el origen. Fue otro el mundo / en el que penetramos. / Apenas recuerdo los reflejos de la vibración /… Y es precisamente esta vibración la que va surcando la columna vertebral del libro y nos involucra en cada poema con preguntas que se van sucediendo, llanto contenido, pedido de sosiego por tanta orfandad. Se ha extraviado el eje del encuentro, de todo encuentro, y es probablemente esa ruptura, ese desfasaje, el que impulsa a la poeta a traducir en palabras un pedido desgarrado: que algo se repare, que lo cósmico estalle dentro de lo cotidiano como un vasto ritual en donde el principio y el fin sean el cuerpo del silencio.

Si usted reside en la Ciudad de Buenos Aires, comuníquese con nosotros para coordinar el envío directamente. Disponemos de ejemplares en la Capital para facilitar la entrega.

Leer nuestras notas de prensa